Encuentra información sobre Contabilidad, Factura electrónica y mucho más

También puedes buscar una respuesta en nuestros manuales

11 cosas que no deberias hacer con tus finanzas personales

fecha publicacion Publicado el 2022/06/14


11 cosas que jamás deberías hacer con tus finanzas personales

Cuando hablamos de errores frecuentes en la planeación financiera, hablamos también de malos hábitos, pues lastimosamente solemos convertir las malas decisiones con nuestras finanzas personales en hábitos permanentes. El gran problema es que cuando esos comportamientos ya son hábitos, corregirlos puede ser aún más complicado.
finanzas

Así que entender qué cosas no hacer con tus finanzas personales podrían marcar la diferencia entre llegar a final de mes con tranquilidad o quedar sin un peso después de cada quincena.

¿Qué cosas no debería hacer con mis finanzas personales?

Para tener claros los pasos que te ayudarán a evitar grandes errores con tus finanzas, entendamos lo que sucede en gran parte de la población.

De acuerdo con la encuesta sobre ‘Capacidades Financieras en Colombia’ realizada por el Banco de la República con el apoyo del Banco Mundial y el Fondo Fiduciario de Rusia para la Capacitación y la Educación Financiera, de 1.520 colombianos consultados, el 88 % asegura estar preocupado por gastos en el futuro, como su jubilación, pero solo el 41% de ellos tiene planes de ahorro para cubrir los costos de su vejez.

Además, en la encuesta se deja en evidencia que solo uno de cada cinco colombianos podría afrontar los gastos de algún imprevisto, el resto no cuenta con ese fondo de emergencia al cual acudir.

Otro de los errores comunes que se encontraron en la encuesta tiene que ver con el manejo de las finanzas de los hogares, más específicamente con el presupuesto familiar, pues el 94 % dijo tener una planificación al respecto, pero menos del 20 % realmente controla sus gastos diarios o sabe cuánto tiene disponible para el gasto máximo del día a día. Esto ocasiona que muchas personas superen lo que tienen presupuestado y afecten su presupuesto mensual, para luego estar rellenando baches.

La fórmula para evitar que esto ocurra es simple: constancia y disciplina. Como en todo, cambiar un hábito requiere de repetir la actividad una y otra vez hasta que sea parte de tu día a día y la planificación financiera no es la excepción, en ella se requiere de la administración de todos tus ingresos y egresos de forma mensual, de evaluar periódicamente su estado e ir haciendo ajustes en el camino. Todo esto te ayudará a tomar mejores decisiones financieras en el futuro.

A continuación te dejamos las 11 cosas que jamás deberías hacer con tus finanzas personales, haz un ‘check list’ y si al final tienes 5 o más, enciende las alarmas porque es hora de dejar atrás esos malos hábitos:

1) Gastar más de lo que ganas o gastar dinero que aún no recibes

Es una frase que posiblemente ya hemos escuchado y es, además, una regla básica de las buenas finanzas personales. Claramente, si una familia o una persona tiene unos gastos mensuales mayores que sus ingresos, necesitará endeudarse de forma continua para saldar esos pendientes económicos, haciendo de esto una constante de la que difícilmente podrá salir.

‍2) No hacer un presupuesto de ingresos y gastos

Aunque parece sencillo, es uno de los errores más frecuentes que se cometen a la hora de manejar nuestras finanzas personales.

Si luego de que gastas el dinero que te pagaron te das cuenta que debías pagar otras cosas y no lo tenías en mente, es hora de hacer un presupuesto. Puedes iniciar por uno básico en el cual anotes lo que te ingresa en dinero y aquellos pagos que debes hacer.

3) No ahorrar, ni invertir

En la encuesta de ‘Capacidades Financieras en Colombia’, al analizar el porcentaje de personas con productos de ahorro e inversión, se encontró que el 82 % de los encuestados tiene una cuenta de ahorros, un CDT o un CDAT, mientras que solo el 11 % tiene inversiones en el mercado de capitales, el 4 % inversiones en sociedades y el 3 % ahorro en pensiones voluntarias, cifras que continúan siendo bajas. No ahorrar o invertir el dinero ahorrado es otro de los errores comunes.

Si eres de los que antes de cada gasto innecesario piensa: “para eso trabajo, me lo merezco”, te invitamos a organizarte financieramente.

Una buena forma de hacerlo es la famosa regla del ‘50/30/20’. Que habla sobre destinar el 50 % de tus ingresos mensuales a tus gastos básicos, el 30 % a tus gastos personales y caprichos y el 20 % al ahorro.

4) No contabilizar los gastos hormiga

Los gastos hormiga son desembolsos pequeños y rutinarios que hacemos casi sin darnos cuenta pero que a final de mes afectan el bolsillo. Los puedes identificar porque son esos gastos poco costosos, que incluso pueden pasar desapercibidos. Ejemplos: dulces, tratamientos de belleza, comisiones al sacar dinero en un banco que no es el tuyo, servicio de taxi, entre otros.

A final de mes estos gastos pueden suponer un porcentaje de nuestros ingresos bastante alto. Así que lo primero que debes hacer es contabilizarlos para llevar un registro y al final de mes tomar decisiones, como reducirlos o encontrar la forma de comprarlos a un menor precio.

Además, puedes incluir estos gastos hormiga en tu presupuesto mensual para controlar la cantidad máxima a gastar.

‍5) No diversificar tus inversiones y jugártela al ‘todo o nada’

En economía un buen consejo es diversificar las inversiones y no poner todos los huevos en la misma cesta. Invertir en un mismo lugar puede ser muy arriesgado porque así como se puede ganar dinero, también puedes perderlo todo rápidamente.‍

6) Pagar a plazos y endeudarte con tarjetas de crédito

Dividir en cuotas los gastos y recurrir a préstamos puede parecer cómodo y acertado, pero al final estarás pagando bastante más dinero al sumarle los intereses.

Por ello, en la medida de lo posible –y siempre que se disponga de dinero ahorrado–, es conveniente liquidar la mayoría de esos gastos. Un desembolso mayor en el corto plazo te permitirá vivir más desahogado el resto del tiempo.

Recuerda que lo ideal con las tarjetas de crédito es poner las compras a una cuota con el fin de eliminar los intereses que se generan al poner varias cuotas.

7) No tener un fondo de emergencia

La vida es de sorpresas e imprevistos, es normal que sucedan cosas que no esperábamos y para lo cual no tenemos presupuesto. Así que lo ideal es procurar tener esa alcancía o colchón para imprevistos.

Por ejemplo, una reparación de carro, o afecciones de salud puede suponer un gasto importante. 


8) Comprar una vivienda muy costosa y fuera de tu presupuesto

Tener casa propia es el sueño de muchos, una casa es posiblemente la mayor inversión que realizan la inmensa mayoría de las familias colombianas, y las cifras lo registran en el aumento de compra de vivienda.

Pero, si bien es importante buscar un hogar en el que vayamos a estar a gusto, debemos buscar una vivienda que podamos pagar sin vivir ahogados en un crédito hipotecario gran parte de nuestra vida. Revisa tus posibilidades y prioridades para que puedas elegir una vivienda que se acomode a tus gustos y no sobrepase tu bolsillo.

9) No planificar el presente ni el futuro

No planificar los gastos que puedes tener cada mes es un error clásico. No hacerlo generará preocupaciones ante la aparición de las obligaciones que tengas. Por ejemplo, en principio de año sabes que viene una época con mayor gasto por el ingreso a clases, si prevees esto con tiempo podrás hacer un plan de ahorro cómodo que no te afecte al llegar esa fecha, lo mismo sucede en épocas del año como la Navidad o en las que tienes que pagar tus impuestos.

Respecto al ahorro, te aconsejamos marcar objetivos a largo plazo, como por ejemplo la jubilación. Cuanto antes empecemos a ahorrar, menos esfuerzo deberemos dedicar para conseguir el saldo que queremos alcanzar.

Es importante dejar claro que en Colombia existen dos tipos de fondos de pensiones, los voluntarios y los obligatorios, puedes revisar ambas opciones y ver las ventajas que estas tienen para ti.

10) No estar atento a la situación económica del país

Un error más común de lo que parece es no estar pendiente de la situación económica general del país, esto nos desconecta de la realidad que vivimos ocasionando que nuestras acciones o decisiones en cuanto a las finanzas pasen por alto puntos importantes.

Por ejemplo, si tienes una tarjeta de crédito cuyo cobro por compras internacionales es en dólares y no estás al tanto de que esa divisa se encuentra al alza en el país, puedes ganarte serios dolores de cabeza a la hora de pagar en pesos colombianos.

Estar al pendiente de la situación del país puede ser la diferencia entre hacer inversiones ruinosas, compras elevadas o por el contrario tomar medidas económicas a tiempo.

‍11) No tener objetivos financieros

Muchas personas no tienen objetivos financieros claros y es más lo que gastan que lo que ganan. Por ello, es necesario establecer metas que te ayuden a trazar un plan financiero, conservando siempre tu bienestar económico.

Sabemos que una buena opción para mejorar en el manejo de tus finanzas es educarte. Varios estudios han demostrado que la educación financiera mejora las habilidades de las personas, ya sea para prevenir los retos financieros de la vida cotidiana o para la protección de sus finanzas personales. No descartes la posibilidad de hacer cursos cortos de finanzas personales.

Fuente: tributi.com


¿Te resultó útil este artículo?


Articulos relacionados

    Copyright © 2021 Libre Gestión.